Por qué nos empeñamos tanto en querer ver más allá de lo que estamos viendo, los sentimientos que nos produce aquello que vemos es inexplicable…

Una flor. El vuelo de un ave. La sonrisa de un abuelo. 

Las lágrimas de felicidad.

Yo suelo creer que somos más que todas nuestras partes en conjunto. Somos más. En espíritu y en alma.

No es soñar, es creer, por ello si alguien quisiera hacerte imponer que no puedes vivir el glorioso sueño de la realidad, jamás dejes de volar.

En definitiva, las pequeñas cosas…

Anuncios