5032022247_94855fde1a

Sin saber bien qué decir,

yo te guardo en mi memoria;

donde allí nunca más mueras

y que pases a la historia.

Sin saber bien qué decir,

te dibujo en mis pupilas;

cuando rompes mis esquemas

y al instante te amo más.

No hay aguante.

No hay espera,

que soporte esta manera,

de en mis secuelas hallarte

y no.

Tan oscura es tu ausencia

que se esfuma poco a poco.

El corazón perdió su esencia,

en este cuento triste y gris.

Anuncios