Son estrellas

las que alumbran tu mirar

tan estrellas

pero tantos qué dirán

No hay palabras para tus ojitos negros

Bien traviesos.

Puros.

Tontos.

Mañaneros.

“Despegamos” nos dijimos sin dudar

Pegajosos, mucho; tanto alquitrán

De tu pelo analizando sus bailares.

Piel de rana,

risa tonta acalorada.

Tú y yo;

un perfecto tan dueto

tu exquisito vals tan chueco

que nos hizo enamorar.

Anuncios